Es normal que en estos meses de vacaciones siempre ganemos algunos kilitos de más. Los desarreglos de rutina y alimenticios pasan factura. Te ayudamos a que puedas combatir esa tendencia de manera sencilla con una serie de consejos muy, pero muy fáciles de seguir.

 

Haz Ejercicio

Esto no quiere decir que tengas que matarte en un gimnasio (si lo haces, mejor) pero siempre puedes salir a correr, nadar, o incluso andar. El cuerpo necesita activarse para quemar lo que le sobra.

 

Come, pero bien.

Es importante comer sano y ser constante. Haz un circuito de 5 comidas al día. Desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena. No te saltes niguna por que llegarás con mucho hambre a la siguiente comida.

 

Bebe.

2 litros de agua al día. Más mejor. Zumos de frutas naturales y Té también. Evita el ázucar.

 

Verduras, pescado y carnes blancas SI

Alimentos frescos y ligeros para la digestión. Ideal para las épocas de calor. Idea: yogures desnatados entre horas.

 

Pastas y carnes rojas NO

Tampoco lácteos y quesos no desnatados.

 

Frutas SI, SI y más SI

No te cortes, aportan vitaminas y fibra y casi sin calorías. De desayuno, entre horas y de postre también.

 

Ya ves que con muy poco puedes hacer mucho. Demás está decir que si quieres mejorar tus resultados alejate de bollería, chocolates y alcohol.

Asi que ya sabes.

Ejercicio + Alimentación sana + Sentido común