La dermo estética y las cremas son una de las mejores herramientas para lucir una piel joven y luminosa, pero también tenemos en nuestras manos el poder de la alimentación, bien dicho es aquello de “Dime que comes y te diré como luce tu piel”.

Si ayudas a tu cuerpo cuidándote desde dentro con los nutrientes necesarios, tu salud te lo agradecerá y tu piel también.

Por ejemplo los frutos secos son alimentos grasos que proporcionan los nutrientes indispensables para mantener una piel bien estructurada y tersa. Ayudan a controlar la secreción de grasa en el cutis, son ricos en cobre, interviniendo en la síntesis de la elastina, importante para la elasticidad y prevención de arrugas en la piel.

Las verduras y frutas consiguen reducir la oxidación celular, el envejecimiento de la piel, e incluso pueden ir bien contra las manchas cutáneas. El aguacate por ejemplo ayuda a mantener la piel sana y joven.  Los vegetales de hoja verde tienen todas las vitaminas, minerales, antioxidantes y nutrientes que necesitas para reponer tu piel,  son eliminadores de toxinas, contienen acido fólico, son una importante fuente de fibra, y muy bajos en grasa y calorías al ser muy ricos en vitamina C y A también son muy importantes para proteger nuestra piel.  El tomate por su parte, contiene una sustancia llamada licopeno, un gran antioxidante y protector celular, y dosis elevadísimas de vitaminas C y A que protegen la piel de los daños externos. También hay que destacar que nos protege contra las quemaduras del sol e impulsa los niveles de colágeno de la piel, lo que nos ayuda a frenar el proceso del envejecimiento. El brócoli contiene componentes que estimulan la producción de enzimas que protegen y mejoran la piel,  frena el envejecimiento de la piel y favorece su regeneración en caso de quemaduras o cáncer de piel. Los frutos rojos y otros vegetales rojos o azules poseen una sobrecarga muy importante de antioxidantes, aumentando los niveles de protección frente la oxidación”, en general, cuanto más fuertemente pigmentado sea el fruto o el vegetal, mayor capacidad antioxidante tiene. Los cítricos por su parte poseen las propiedades antioxidantes de la vitamina C son las que determinan los inmensos beneficios que ésta tiene para nuestra piel, ayudan a luchar contra los radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro de la piel; interviene en la síntesis del colágeno, proteína que proporciona elasticidad a nuestra piel (lo que evita la aparición de arrugas); acelera el proceso de renovación de las células de las capas superficiales de la piel; ayuda a reducir las manchas y aporta brillo y luminosidad”. “De forma natural, nuestra piel cuenta con sus propias reservas de ácido ascórbico, un derivado de la vitamina C, pero se van reduciendo con el tiempo.

Las proteínas son los constituyentes básicos de la dermis, destacando en nuestra piel la proteína del colágeno, de tan difícil absorción y que con la edad, por el proceso degenerativo, vamos perdiendo. Carnes, pescado, huevos, lácteos y sus derivados, así como de legumbres, soja, quinua y demás proteínas vegetales, de acuerdo a los criterios de dieta equilibrada, va resultar fundamental para la renovación y buen aspecto de nuestra piel y la producción de colágeno, proteína indispensable para la tersura de nuestra piel.

Por ultimo la hidratación, tan necesaria para la piel, se consigue mediante el agua de los alimentos que ingerimos y el agua de bebida. Beber diariamente de 1,5 litros a 2  de agua y otros líquidos para equilibrar las pérdidas y mantener el nivel adecuado de hidratación.

CUIDA-TU-PIEL-3

¿Cual es uno de los motivos principales para que nuestra piel no luzca joven y luminosa? Las manchas, estas son alteraciones físicas en la uniformidad del color de una zona de nuestra piel y de muy común aparición. Pueden ser de variados colores se debe generalmente a un exceso o disminución de melanina que es el pigmento habitual de la piel. Como ya sabéis la exposición al sol influye sobre cualquier tipo de mancha en la piel, bien sea oscureciéndola de forma transitoria (pecas, lunares) o permanente (melaza) Recomendamos no exponerse a los rayos solares durante largas exposiciones y siempre independientemente de la hora del día usar un bloqueador solar. 

CUIDA-TU-PIEL-4

 

Por último, también además de una buena alimentación y de una controlada exposición solar, debemos tener en cuenta unos simples tratamientos diarios mediante la aplicación regular de una crema hidratante de día, el uso cotidiano de crema protectora cuando salimos  de paseo aunque el sol no sea muy abrasivo. y la utilización medianamente habitual de mascarillas hidratantes y sesiones de masajes faciales con aceites esenciales que son eficaces y ecológicos.

Visitanos y consulta sobre nuestros tratamientos para darle solución a ese problema en tu piel que te preocupa.

En Clínica Tarrazo realizamos tratamientos de infiltraciones con vitaminas que constituyen un tratamiento revolucionario de rejuvenecimiento facial y anti-edad. Mediante las infiltraciones con vitaminas se puede conseguir un rostro armonioso y rejuvenecido en una sola sesión sin pasar por el quirófano. Consiste en un cóctel de vitaminas, que consigue estimular el colágeno de la Epidermis y regenerar los elementos de la piel que se van perdiendo con la edad, como la elastina, reticulina y el colágeno, aportando juventud a la piel sin usar el bisturí y ayudando a retrasar el paso del tiempo.Con las Infiltraciones con vitaminas conseguimos resultados naturales en cara, cuello y escote. Un día después del tratamiento de Infiltraciones con vitaminas ya se consigue un cutis más firme y terso, una piel más luminosa y se eliminan las arrugas.

 

Cuida tu piel , comiendo, bebiendo y mimándola, es el consejo que desde Clínica Tarrazo queremos ofrecerte.