info@clinicatarrazo.com España: +34 619293911 / República Dominicana: +1 8095432725

► Aceite de Jojoba: Propiedades y beneficios

¿QUIERES CAMBIAR TU MUNDO?

¿Qué es el aceite de jojoba?

INCI (Nombre internacional): Simmondsia Chinensis Seed Oil

 

El aceite de jojoba, es un ingrediente natural que se consigue con la extracción del aceite de las semillas del simmondsia chinesis, también conocida como Jojoba. Se trata de una planta que proviene del desierto de Sonora y del desierto de Mojave, en la zona fronteriza entre el sureste de los Estados Unidos y México. Su uso se remonta a las comunidades aztecas hace cientos de años, quienes ya utilizaban esta planta por sus enormes beneficios y propiedades para la piel

 

Aunque se ha popularizado con el nombre de aceite de jojoba, técnicamente no es un aceite, sino un éter de cera. De todos los compuestos en la naturaleza, este éter de cera es uno de los más similares a la grasa de la piel humana, el manto lipídico natural de nuestra piel. Es por eso que es muy compatible con la piel y la toleran todo tipo de pieles, tanto grasas como secas y tanto dañadas como jóvenes y sanas. 

 

Está compuesto por un 97% de ceramidas, unas moléculas presentes en la piel humana que refuerzan y reparan la barrera de la piel y evitan que pierda agua. Esta composición hace que sea estable al calor y a la oxidación, permitiendo una buena conservación de sus propiedades con el paso del tiempo. 

 

Se trata de una cera vegetal líquida que por sus características y sus múltiples beneficios hacen que encontremos este ingrediente en muchos productos cosméticos con diferentes aplicaciones como desmaquillantes, hidratantes faciales, cremas after-shave, aceites de masaje, acondicionador para el pelo, etc.

 

Su aplicación penetra muy fácilmente en la piel y aporta un efecto satinado. Entre sus beneficios, lo más destacado son sus propiedades hidratantes, reparadoras y su poder para regular las secreciones sebáceas, es decir la grasa que expulsa nuestra piel.

¿Cuáles son sus propiedades?

Una de sus propiedades más destacada como hemos dicho es la hidratación, esto se debe a que contiene ácidos grasos insaturados que ayudan a renovar las capas externas de las células y favorecen la retención de agua en la dermis. De este modo, el tejido se mantiene hidratado sin perder agua.

 

Este aceite también tiene un alto contenido en vitaminas C y E, que son potentes antioxidantes que neutralizan la acción de los radicales libres, las moléculas que provocan el envejecimiento prematuro de la piel y que provienen de agentes como la radiación solar o la contaminación. Al proteger el envejecimiento y mantener la hidratación, tiene un efecto rejuvenecedor de la piel, suavizando arrugas, mejorando la elasticidad y la firmeza de la piel. 

 

Sobre la piel regula las funciones de la producción de sebo y el pH dérmico. Gracias a esto es bueno tanto para pieles grasas como secas y aporta suavidad y brillo sin sensación grasa, sin dejar un efecto pegajoso y sin obstruir los poros. Gracias a equilibrar la producción de sebo, elimina y previene la aparición de granos y es utilizado como ingrediente en productos para el acné o en tratamientos para pieles grasas.

 

Se utiliza también para tratar pieles con dermatitis seborreica porque regula el sebo y las bacterias que producen las rojeces y descamaciones, al mismo tiempo que calma y repara la piel.

 

El extracto de las semillas de jojoba tiene también propiedades antisépticas, antiinflamatorias y tiene poderes bactericidas, por lo que mejora totalmente el estado de la piel sensible. 

Precauciones y efectos secundarios

Gracias a todas estas propiedades hidratantes, antisépticas, antiinflamatorias y bactericidas el aceite de jojoba es apto para la gran mayoría de pieles, hasta las más sensibles. Su aplicación no es irritante y no daña la piel. 

Aun así, hay que tener siempre precauciones con el tipo de producto cosmético que utilizas porque algunos están formulados con otros ingredientes y recomendamos revisar la composición antes de aplicarlo para evitar el uso de químicos dañinos o ingredientes de los que puedas generar alergias. En caso de duda, recomendamos consultar con un médico.

El aceite de jojoba es para un uso externo, como en la piel de todo el cuerpo, el rostro o el cabello. 

Uso del aceite de jojoba en nuestra cosmética

¿Estás buscando productos de cosmecéutica natural elaborados con aceite de jojoba por sus excelentes propiedades?

En la cosmecéutica del doctor Tarrazo utilizamos aceite de jojoba con certificado ecológico en muchos de nuestros productos para aportar un extra de beneficios a la piel. Entre ellos, encontramos aceite de jojoba ecológico en el tratamiento facial del booster de ácido hialurónico, en todas las cremas corporales o en el aceite corporal intensivo nutritivo C+E.

Este aceite corporal intensivo nutritivo C+E es un potente concentrado de aceites con un altísimo poder antioxidante e hidratante. Su alto contenido en vitamina C + E crean una sinergia antioxidante protectora y reparadora y al mismo tiempo favorece la hidratación y nutre. La barrera protectora no es excesivamente oclusiva por lo que consigue mantener el equilibrio fisiológico natural. 

El aceite corporal del doctor Tarrazo contiene otros aceites vegetales ecológicos que aportan más beneficios y juntos forman un producto que roza la excelencia por su enorme efectividad. Entre estos aceites encontramos el de pepita de calabaza, el de almendra dulce, el de pepita de uva, el de argán, el de rosa mosqueta o el de frambuesa. 

COSMECÉUTICA ECOLÓGICA TARRAZO

Booster antioxidante de lavanda

Crema piernas cansadas

Crema facial de lavanda

Deja un comentario

¿Quieres mantenerte informado?

Suscríbete a nuestro blog

Translate »
0
    0
    Carrito
    Su carrito está vacioVolver a la tienda

    Déjanos tus datos y te llamamos enseguida para agendar tu cita gratuita

    Abrir el chat
    ¡Hola!

    ¿En qué podemos ayudarte?