fbpx

Envejecimiento activo vs Radicales Libres

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

¿Es posible envejecer sin enfermedades? Una pregunta bastante compleja, que sin duda tiene una respuesta: Envejecimiento activo de la mano de la Medicina Antienvejecimiento.

Expectativa de Vida

Debido a la evolución de la investigación científica y los avances médicos se ha observado en las ultimas décadas, un incremento en la expectativa de vida.

Esto ha originado un incremento en la población de mayor edad y por consiguiente, un aumento en las enfermedades asociadas al envejecimiento.

Por otro lado, gracias a la industrialización, desarrollo económico y a la globalización, se han experimentado grandes cambios, sobre todo a nivel del estilo de vida y hábitos dieteticos.

Esto incluye: hábitos alimentarios inapropiados, disminución de la actividad física, mayor consumo del tabaco, aumento del stress, disminución de descanso y tiempo de sueño entre otros.

Debido a estos cambios en hábitos y estilo de vida, ha habido un incremento de las enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, enfermedades neurodegenerativas y cáncer, las cuales, a su vez, son causas de discapacidad, muerte prematura o que las personas envejezcan con un gran deterioro de su salud, representando un problema no solo para su entorno familiar, sino también para ellas mismas y la sociedad.

La Medicina antienvejecimiento tiene mucho que decir al respecto.

¿Qué es la Medicina Antienvejecimiento?

La medicina antienvejecimiento es un tipo de medicina preventiva, que busca:

a) Poder llegar a una edad avanzada en las mejores condiciones físicas y mentales.

b) Tomar medidas adecuadas para lograr relentizar los cambios propios del envejecimiento.

c) Tratar de frenar o revertir algunos de estos cambios negativos que se van instaurando con la edad.

Es por esto, que la medicina antienvejecimiento se centra no solo en aumentar la expectativa de vida, sino principalmente en prevenir el deterioro físico, mental y las enfermedades asociadas al envejecimiento.

Es decir, aumentar el estado de salud, no solo la duración de la vida.

Claves del Envejecimiento

En el envejecimiento ocurre un deterioro progresivo de las funciones fisiológicas, que comienza a nivel celular y luego conlleva a una disfunción sistemica y termina con la muerte.

En el estudio del envejecimiento, se han propuesto varias teorías sobre las causas del deterioro fisiológico.

La principal causa atribuible es el exceso en la formación de radicales libres y la incapacidad de las células de activarlos mediante moléculas antioxidantes, lo cual provoca el daño oxidativo y la disfuncion mitocondrial, desencadenante del deterioro en las funciones orgánicas y la aparición de enfermedades.

¿Qué son los Radicales Libres?

Los radicales libres son especies químicas  (átomos) que tienen electrones sin pareja en su órbita externa, lo que hace que sean altamente reactivos, ya que tienen que compensar su desequilibrio electrónico cediendo o capturando electrones de otras moléculas del entorno.

Al ocurrir esto, el átomo que pierde el electrón se convierte en radical libre. Así va ocurriendo en cadena, lo que se connvierte en estrés oxidativo, que deterioran las células, digamos que la célula pierde la capacidad de auto-repararse, lo que conlleva a un incorrecto funcionamiento de la propia célula y finalmente el envejecimiento de la célula.

Si, los radicales libres son los malos de la película y se forman tanto a nivel intracelular como extracelular.

¡Tranquilo bobby, tranquilo!

Si hay un malo hay un bueno. Si hay un ladrón, está la policía y si hay un enfermo está el médico, ¿verdad? Está el Yin y el Yan. Pues a nivel celular ocurre lo mismo.

Si están los Radicales Libres envejeciendo nuestra estructura celular, tenemos los Antioxidantes reparando daños. Los antioxidantes son los mecanismos de defensa frente a los radicales libres.

¿De donde provienen los antioxidantes?

Los antioxidantes pueden ser tanto endógenos, como exógenos.

    • Endógenos: de nuestro propio cuerpo. Entre los que se encuentran sistemas enzimáticos y no enzimáticos dentro de la célula.
    • Exógenos: de fuera del cuerpo. Los exógenos provienen de la dieta, como son la vitamina E, C, betacarotenos y flavonoides.

A su vez, los antioxidantes se clasifican también de acuerdo a su mecanismo de acción en:

      1. Primarios o de prevención: Previenen la formación de radicales libres.
      2. Secundarios: Inactivan los radicales libres ya formados.
      3. Terciarios: Reparan el daño oxidativo, principalmente el ocasionado en el ADN

Con el paso de los años, la célula va perdiendo la capacidad de regenerarse con estos antioxidantes endógenos, por esto, que para prevenir el proceso de envejecimiento y la aparición de las enfermedades que conlleva, se requiere implementar estrategias nutricionales y/o de suplementación, que incluyan una variedad suficiente de estos elementos.

Beneficios de los Antioxidantes

Los antioxidantes son los enemigos número 1 del envejecimiento. De hecho la vida celular, en definitiva, nuestra propia vida, se fundamenta en ese proceso antioxidativo que es la vida. Estos los beneficios de los antioxidantes.

      • Disminución del daño tisular y vascular (que conlleva al desarrollo de la enfermedad cardíaca).
      • Prevención del deterioro neurológico. Mantenimiento del funcionamiento cognitivo, psicomotor y del rendimiento intelectual.
      • Estimulación del sistema inmune.
      • Mantenimiento optimo del metabolismo de lipidos, azucares, oseo y muscular..
      • Optimizar el rendimiento y la fuerza muscular.
      • Retrasar signos tempranos del envejecimiento y aportar salud y vigor a la piel y anexos.

En conclusión, envejecer es un hecho natural e inevitable, propio de todo ser vivo , siendo el elemento clave de este proceso, la producción excesiva de radicales libres que se acompaña de la fabricación disminuida de antioxidantes naturales.

Esto se traduce en un deterioro del organismo, que se produce naturalmente con el aumento de la edad, siendo la disfunción mitocondrial crucial en este proceso.

El mayor riesgo en este proceso natural es la predisposición aumentada de sufrir enfermedades crónicas y degenerativas, que conllevan morbilidad y deterioro en la calidad de vida.

La nutrición balanceada, así como la suplementación con productos antioxidantes, es fundamental para mantener la salud, funcionamiento normal y una mejor apariencia.

La medicina antienvejecimiento tiene como principal propósito, garantizar que este proceso inevitable, ocurra de la manera mas saludable.

Envecimiento activo vs Radicales Libres

El envejecimiento activo es un concepto multidimensional que se ve afectado por varios factores, como la funcionalidad física, el estilo de vida, nutrición, control de stress y la inclusión social.

Todos estos factores son relevantes a la hora de pensar en un envejecimiento saludable.

Son áreas trabajadas ampliamente por la medicina antiaging o antiedad, medicina preventiva de alto nivel.

1.- Alimentación. El estilo de vida alimentario es muy importante. Aunque es un tema muy amplio y complejo, podríamos avanzar un pequeño truco. Tal como dice Dr. Tarrazo, debes llevar una alimentación que permita que tu hormona de crecimiento funcione, normalmente funciona por la noche, pero la insulina la bloquea, con lo cual, por la tarde, o última hora de la tarde no deberíamos tomar hidratos de carbono de fácil absorción, porque provocan la liberación de la insulina y bloquee esas hormonas de crecimiento. Cualquier alimento que comas, sea cual sea, va a generar radicales libres en tu cuerpo, por ello debes intentar comer poca cantidad.

2.- Ejercicio. Para neutralizar estos radicales libres, realizar una actividad física aeróbica que te permita hablar o “cantar” mientras realizas ese ejercicio antievejecimiento.

3.- Control de Strees. El Stress produce una gran generación de radicales libres, el Stress es un gran Pro-Oxidantes. El control de Stress con actividades como Yoga, Pilates, Taichi o cualquier actividad que reduzca el stress en tu organismo, cuerpo y mente.

4.- Suplementación alimentarios y hormonales. Son antioxidantes que funcionan como “detergente”. Estos suplementos ayudarán a mantener un PH Alcalino en nuestro organismo.

¡Cambia tus hábitos! ¡Únete a nuestro estilo de vida antienvejecimiento y envejecimiento activo!

¡Suma vida a tus años!

¿Cómo podemos ayudarte?

 

 

 

Madrid

Madrid

¿Alguna pregunta o algo que añadir?

Sobre Nosotros

Somos un equipo profesional que se ha propuesto difundir información relacionada con la Cirugía Plástica, Medicina Estética y Antienvejecimiento con un carácter eminentemente social.

Post Recientes

Síguenos!

Ayúdanos a difundir!

Suscríbete al newsletter

Te llegará a tu email un mensaje cada vez que escribamos algo que te interese.