fbpx

Y no tiene nada de terrorífico, ¡todo son beneficios!

El Vampire Lifting: intensa regeneración cutánea

El procedimiento consiste en extraer Plasma de tu propia sangre, que es muy rica en factores de crecimiento. Los factores de crecimiento son los que se encargan de reactivar aquellos procesos de juventud en tu piel, por explicarlo de una forma rápida y fácil.

¿Qué es el Vampire Lifting?

Es un preparado autólogo  (se obtiene del mismo sujeto que lo percibe), su aplicación no presenta ningún tipo de reacción adversa al paciente. Se conoce como un método no invasivo, natural y fisiológico.

La finalidad principal del tratamiento es mejorar la hidratación, elasticidad y calidad de la piel, aportando mayor luminosidad y tersura. Sus efectos se consiguen mediante la mejoría de la circulación local, la regeneración y activación de la producción de colágeno, elastina y otros precursores celulares.

Tratamiento indoloro , no necesita tiempo de recuperación

El Vampire Lifting, con factores de crecimiento con microagujas y alta tecnología que permiten renovar las células de la piel, crear colágeno y elastina consiguiendo un brillo natural y un aspecto lozano así como retrasar los efectos del foto daño que resultan en un envejecimiento prematuro de la piel del rostro, cuello, escote, manos y cuero cabelludo.

¿Factores de crecimiento?

Ya, sabemos que a ti no te suena a chino, que eres todo un/a experto/a en temas de medicina estética. Afortunadamente, cada día hay más información sobre la medicina y la cirugía estética, poco a poco existen menos tabúes al respecto.

Pero te recordamos: cuando hablamos de factores de crecimiento, nos referimos a un plasma rico en proteínas;  conjunto de sustancias, la mayoría de naturaleza proteica que junto con las hormonas y los neurotransmisores desempeñan una importante función en la comunicación intercelular, capaces de actuar incluso a concentraciones muy bajas.

Este plasma que contiene básicamente proteínas desempeña una función esencial en los procesos de reparación y regeneración de la piel, debido a que generan efectos biológicos como la proliferación y diferenciación celular, la generación de vasos sanguíneos (angiogénesis) y la migración de las células a los lugares donde es necesario que se produzca la regeneración (quimiotaxis).

De una forma gráfica, podríamos imaginarnos los factores de crecimiento como indicadores fundamentales para las células saber cuándo deben crecer, diferenciarse o moverse para reparar una lesión.

Hay multitud de aplicaciones de los factores de crecimiento  y Dr. Tarrazo es pionero en el uso esta tecnología: hasta en patologías reumáticas es posible utilizarlo para regenerar tejido dañado, con un altísimo porcentaje de éxito.

 

Add Your Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.